logo de roompricegenie
4 de mayo de 2020

Los sistemas de gestión de ingresos y la recuperación de Corona - ¿Serán precisos los precios?

Los datos son el futuro Los datos te ayudarán a tomar mejores decisiones. ¡Los datos son geniales! ¡Son mejores que los humanos! ¡Datos esto! ¡Datos esto! Como dirían mis hijos: "Si tanto te gustan los datos, ¿por qué no te casas con ellos?".
Tarro de monedas RMS
[wpreactions sgc_id="4"]

Los datos son el futuro. ¡Los datos te ayudarán a tomar mejores decisiones! ¡Los datos son geniales! ¡Es mejor que los humanos! ¡Datos esto! ¡Datos esto!

Como dirían mis hijos: "Si te gustan tanto los datos, ¿por qué no te casas con ellos?". Y vamos a ser sinceros: en general estamos a favor de este sentimiento: nos encantan los datos. Los datos pueden aportar muchas ideas y permitir cálculos que un cerebro humano simplemente no puede hacer.

¿Pero qué pasa si de repente tienes muy pocos datos? Y los datos que tienes no son representativos de la situación actual o son demasiado escasos para hacer los cálculos habituales. ¿Y si los algoritmos que has creado para tratar los datos ya no son válidos?

Este es un problema al que se enfrenta el sector de los sistemas de gestión de ingresos (SGR) en la recuperación de la crisis de COVID-19. Artículos como este de BCG resumen a la perfección la situación post-Corona, cuyos principales problemas son la falta de fiabilidad de los datos anteriores y el riesgo de contribuir a crear una guerra de precios perjudicial.

RoomPriceGenie tiene la suerte de que su algoritmo no se ve afectado por ninguno de estos problemas. Mientras que el RMS estándar construye previsiones de demanda a partir de reservas anteriores y nuevas recogidas, nuestro enfoque es diferente: analizamos su posicionamiento en el mercado y optimizamos para ello.

A partir de los problemas identificados en el artículo del BCG, analizamos el mejor enfoque para resolverlos y por qué el RoomPriceGenie se adapta perfectamente a esta estrategia.

Datos anteriores

"La crisis ha dejado sin sentido los típicos puntos de referencia -incluidos los patrones y tendencias de reserva históricos- que impulsan la optimización de los precios".

Todos los datos de años anteriores no van a describir correctamente su demanda para este año. La creación de previsiones requerirá una segmentación profunda y una comprensión del comportamiento de cada uno de esos segmentos. Si bien esto es posible con el software, no fue realmente construido para este escenario, y uno imagina que se requeriría una fuerte superposición humana.

Como dice el artículo: "Este cambio drástico ha convertido esencialmente los sistemas de gestión de ingresos de las empresas en pizarras en blanco".

Carrera hacia el fondo

El RMS podría "desencadenar una carrera a la baja que perjudicaría aún más las posiciones de ingresos y precios".

¿Por qué? Cuando la demanda es baja, las elasticidades normales de los precios pueden dejar de ser válidas. El RMS puede estar reduciendo el precio para estimular una demanda que en realidad no existe. Como las reservas no llegan, los precios bajarán porque los sistemas están pensados para optimizar la ocupación.

Y lo más perjudicial es que otros hoteles tendrán que seguir su ejemplo, reduciendo los precios para igualar los suyos. Esto significa que los ingresos del sector en su conjunto son menores, mientras que usted no obtiene ninguna ventaja competitiva. 

Esta es la versión hotelera de la 'El dilema del prisionero". problema. Si sólo usted reduce, tendrá más negocio. Pero si tu competidor también lo hace, ambos saldréis perdiendo.

El mejor resultado en este dilema del prisionero es que ambas partes mantengan los precios altos. Este es el enfoque táctico necesario en circunstancias de baja demanda, ya que es posible que nunca se puedan llenar las habitaciones aunque se regalen. Mantener los precios altos significa que al menos los que necesitan viajar pagarán el valor total.

¿Por qué el RoomPriceGenie no sufre estos problemas?

RoomPriceGenie está pensado para los hoteles más pequeños que no fijan los precios por sí mismos. Necesitan seguir la evolución del mercado en su conjunto y posicionarse para maximizar los ingresos. Al basar su estrategia de precios en las tarifas del mercado en lugar de en las previsiones de datos, el software RoomPriceGenie no se apresurará a bajar los precios de las habitaciones cuando vea un descenso en la captación. En su lugar, mantendrá las tarifas en línea con su mercado y le posicionará constantemente para asegurarse de que recibe (un poco más) su parte justa de negocio. Cuando esté más ocupado, sus precios serán un poco más altos que los de los demás hoteles; cuando esté más tranquilo, serán un poco más baratos. De este modo, maximizará los ingresos en función de la demanda existente en su zona. 

Este enfoque significa que no iniciaremos una carrera hacia el fondo. Si todos los demás bajan, usted tendrá que seguirlos. Pero si no lo hacen, usted se posicionará para maximizar los ingresos de este bote más pequeño, con precios más altos. Además, no será tan alto como para desanimar a sus clientes.

Además, en tiempos de crisis, los hoteleros necesitan un software que pueda poner en práctica su estrategia de precios; a menudo, la visión individual con el toque humano será una gran ventaja. RoomPriceGenie ofrece a los usuarios la opción de tomar las riendas del asunto. Con la posibilidad de realizar ajustes sencillos pero potentes dentro de la aplicación, los hoteleros pueden tener lo mejor de ambos mundos cuando se trata de la gestión de crisis: la automatización de los números combinada con la intervención estratégica. 

Nos encantaría mostrarle cómo RoomPriceGenie puede ayudarle a salir de esta situación, y también cómo, utilizando la sabiduría de las multitudes, tenemos excelentes precios también en tiempos normales.

Contáctanos para una demostración.

¿Le ha gustado este post? Suscríbase ahora

Doy mi consentimiento para que RoomPriceGenie almacene y procese la información personal enviada anteriormente para proporcionar el contenido solicitado. Acepto los términos y condiciones y la política de privacidad.